SOBRE COMENTARIOS.

En este blog,los comentarios están sujetos a moderación,para evitar el spam y los clásicos trolls. Sus comentarios,si están hechos con educación,serán publicados y contestados en el caso de que sean preguntas lo más rápido posible.Gracias.

Colaboración con Unidad E.I.P.U.S.

Me es grato informar de la colaboración conjunta con un gran grupo de investigadores de fenómenos paranormales como es la unidad eipus,de la cual me siento orgullosa de ser amiga y de los cuales se podrán ver vídeos de su canal aquí en mi blog,de los cuales estoy suscrita a través de su canal de youtube y del que recomiendo que vean :
https://www.youtube.com/channel/UCagFN_XbuDKORF4chsGUzrw
Creo que les va a gustar esta colaboración,ya que de esta forma será un medio escrito-audiovisual.

domingo, 16 de enero de 2011

CURIOSIDADES Y LEYENDAS SOBRE HERMANDADES : VIRGEN DE LA ZAMARRILLA, MÁLAGA

Virgen de la zamarrilla

Reinando Carlos III, una banda de malhechores asolaba los términos de Ronda. Capitaneaba la partida, un vecino de Igualeja, Juan Zamarrilla de nombre, bandido generoso que repartía entre los pobres el producto de sus rapiñas, reservando una parte, para lucimiento propio y de su cuadrilla, que llegó a reunir cincuenta hombres. Gustaba gastar los "cuartos" en cosas de lujo y capricho. Armas finamente cinceladas, costosas sedas, mantas de vivos colores que terciaban sobre sus cabalgaduras como buenos bandidos de un romancero de 1800.


Eran tan audaces, que extendieron sus correrías, hasta las mismas puertas de Málaga, a donde llegaba el vistoso escuadrón, con Zamarrilla al frente,llevando el capitán un sombrero de muchas alas y elegante penacho, distintivo de su jerarquía.
Organizaron las autoridades la persecución en regla de los bandidos y llegó el día en que, muertos o huídos sus hombres, quedó deshecha la partida.El que fuera su arrojado capitán, acorralado, hubo de ocultarse en las cercanías de la ciudad, a la espera de la ocasión propicias para entrar en ella.

Una tarde,seguido de cerca por los arcabuceros huye por el llamado Camino de Antequera, y viéndose perdido,busca refugio en una pequeña Ermita, donde se venera la Imagen de la Virgen de la Amargura.Corrieron los soldados a cubrir la salida y los alguaciles se aprestaron a detenerle. Zamarrilla,solo en la ermita, angustiado, miró a Nuestra Señora,implorando su protección… Y tomando una rápida decisión subió al camarín y se ocultó bajo el manto grana de la Virgen.

Cuando los alguaciles y corchetes abandonaron la Ermita, tras infructuosa búsqueda,salió Zamarrilla de su escondite. Tranquilizado el ánimo, quiso dejar a su Salvadora una ofrenda que recordase la merced recibida. Y hallando en el zurrón una hermosa rosa blanca,que tomó al pasar por un sendero,se acercó a la Imagen, y con mano trémula le clavó la blanca flor en el pecho, utilizando como prendedor su propio puñal.

De rodillas,ante el altar,rezó con fervor el bandolero. Y sus ojos,llenos de lágrimas, contemplaron atónitos el prodigio:
"Los lindos pétalos blancos que armiño y nieve semejan
se han teñido de carmín cual si tintado se hubiera
con la sangre que María vierte por las culpas nuestras"


Zamarrilla,arrepentido de sus pecados, entró en un monasterio antequerano,donde vivió dedicado a la devoción y a la penitencia.
Una vez al año, cumpliendo promesa, dejaba el monje Zamarrilla su agreste retiro para ir a la Ermita y orar ante la Virgen. Nunca olvidó el antiguo bandido el suceso de la conversion. Y al cruzar los jardines de Teatinos, floridos en la primavera,suplicaba la limosna de una rosa encarnada que siempre depositaba como recuerdo entre las rosas del mismo color que nunca faltaban a los pies de la Imagen.



Un año, cuando se encontraba cerca de la Ermita, ya anochecido,le cortó el paso un salteador, con la intención de robarle.Viejo, pero aún fuerte,Zamarrilla,resucitando antiguos bríos,lucha con el bandido y opone resistencia, el malhechor,furioso por la equivocación y la inesperada defensa,saca una daga y le hiere cobardemente.


Caído sobre el polvo del sendero,sintiéndose morir,Zamarrilla rezó a la Virgen,su bienhechora de la Ermita que divisó entre la arboleda.
Ya,sin fuerzas,levantó un brazo en cuya abierta mano palpitaba la rosa encarnada de la ofrenda como si fuera el corazón del moribundo.
Y de nuevo se hizo el milagro:


Nuestra Señora se apareció frente al monje, sonriéndole dulcemente. Si antes quiso su conversión y arrepentimiento, ahora,ya perdonado,le abrió de par en par las puertas del Cielo.Zamarrilla,absorto,vió como la flor roja que sostenía en su mano se iba quedando blanca… como si de ella saliera la sangre que escapaba por la enorme herida de su pecho y habiéndose salvado para la vida eterna, se sintió inmensamente felíz.

Al amanecer, unos labriegos,hallaron al borde de un camino próximo a la Ermita, el cuerpo sin vida de un anciano.Vestía un tosco sayal de penitente y no le notaron señal de violencia ni herida alguna.Pero a todos sorprendió la dulce sonrisa que emanaba de sus labios.
Aún ahora,una vez al año,algunos fieles devotos de la Virgen,afirman que han visto en la Ermita, entre las flores rojas que cubren el camarín de la Virgen de Zamarrilla, una rosa de extraordinaria blancura,que nadie sabe como llega hasta allí.

2 comentarios:

ALBERTO dijo...

sale mi montaje! Jejejeje

perlita_rosita/NAYADE dijo...

es k es mu chulo Alberto,jeej,yo tb hago montajes fotográficos,espero no haberte molestado cogiendo de imágenes de google tu montaje,que verdaderamente es precioso.