domingo, 16 de enero de 2011

CURIOSIDADES Y LEYENDAS SOBRE HERMANDADES SEVILLANAS : EL SANTO ENTIERRO

Esta Hermandad es, la popularmente llamada "La canina"


DATOS HISTORICOS

El origen de ésta corporación se encuentra unido a una leyenda que habla sobre la aparición a una paralítica de una talla de un Cristo Yacente al abrir un hueco en una pared de su casa situada en el barrio de los Humeros.

Al parecer la enferma consiguió mejorar, lo cual terminó por llegar a oídos de Fernando III
quien mandó realizar una capilla para dar culto a la talla recién encontrada y con supuestos poderes curativos. Desde entonces se cree que ese es el origen de  la formación de la Hermandad.


También conocemos que en 1582 existía una hermandad formada por el genovés Tomás de Pessaro quien, a la sazón, andaba extendiendo el culto al Santo Entierro de Cristo. Dicha hermandad tenía por titular a Nuestra Señora de Villaviciosa y se encontraba radicada en el barrio de Los Humeros, donde según
parece, permaneció hasta el año 1600 año en el cual cedieron su sitio a los mercedarios.

A partir de ahí dicha hermandad sufre una serie de penalidades que no consigue superar hasta el último cuarto del siglo diecisiete. Se sabe que fue en 1645 cuando se instaló el dragón que figura en el paso del Triunfo de la Santa Cruz y que en 1671 el misterio del Duelo quedó conformado como tal.


Ya al final de dicho siglo, la hermandad consiguió cierto esplendor contando entre sus filas al rey Carlos II.
En el Santo Entierro de Sevilla aparece un paso alegórico conocido popularmente como "la canina" que representa el triunfo de la Cruz sobre la muerte y de ahí la leyenda que podemos leer "Mors mortem superavit".


Este paso recorre las calles de Sevilla el Sábado Santo y en él vemos un esqueleto que medita sentado sobre un globo terráqueo junto a un dragón agonizante, que simboliza el pecado.
Publicar un comentario en la entrada