domingo, 16 de enero de 2011

CURIOSIDADES Y LEYENDAS SOBRE HERMANDADES SEVILLANAS : EL SANTO ENTIERRO

Esta Hermandad es, la popularmente llamada "La canina"


DATOS HISTORICOS.

Esta Hermandad es, la popularmente llamada "La canina".
El origen de ésta corporación se encuentra unido a una leyenda que habla sobre la aparición a una paralítica de una talla de un Cristo Yacente al abrir un hueco en una pared de su casa situada en el barrio de los Humeros.


El suceso se sitúa junto a la Puerta de Hércules, donde vivía esta anciana paralítica que veía pasar sus días postradas en su lecho.
La anciana vivía aletargada hasta que un día los primeros rayos del alba iluminaron una de las paredes de la estancia, descubriendo ante su atónita mirada un hueco en la pared. Unos ladrillos se habían caído y habían descubierto una hoquedad en cuyo interior se encontró la imagen de Cristo yaciendo tras su muerte... La visión hizo que nuestra protagonista se levantara sobresaltada y caminara constituyendo un milagro, lo cual terminó por llegar a oídos de Fernando III,quien mandó realizar una capilla para dar culto a la talla recién encontrada y con supuestos poderes curativos. Desde entonces se cree que ese es el origen de  la formación de la Hermandad.Se piensa que este Cristo es el que tiene por titular la Hermandad del Santo Entierro.



También conocemos que en 1582 existía una hermandad formada por el genovés Tomás de Pessaro quien, a la sazón, andaba extendiendo el culto al Santo Entierro de Cristo. Dicha hermandad tenía por titular a Nuestra Señora de Villaviciosa y se encontraba radicada en el barrio de Los Humeros, donde según parece, permaneció hasta el año 1600 año en el cual cedieron su sitio a los mercedarios.

A partir de ahí dicha hermandad sufre una serie de penalidades que no consigue superar hasta el último cuarto del siglo diecisiete. Se sabe que fue en 1645 cuando se instaló el dragón que figura en el paso del Triunfo de la Santa Cruz y que en 1671 el misterio del Duelo quedó conformado como tal.


Ya al final de dicho siglo, la hermandad consiguió cierto esplendor contando entre sus filas al rey Carlos II.


En 1963 Antonio Cardoso de Quirós, se obliga a hacer LA MUERTE Y LA SIERPE para la Hermandad del Santo Entierro, que por aquel entonces estaba en San Laureano, en la Puerta Real.


No sabemos cuanto queda de Cardoso en la canina, porque en 1829 el gran Juan de Astorga la restaura y reforma , ya que se encontraba en muy mal estado. Es entonces cuando la pinta José Maria Dominguez Bécquer, siete años antes de que naciera su hijo, el célebre Gustavo Adolfo.


Ha experimentado muchas otras restauraciones. Rivero Carrera realizaba hace 16 años una intervención para ensamblar algunas piezas deterioradas para poder procesionar. Mas profunda ha sido la reciente intervención de Jose Joaquin Fijo León, que ha llevado a cabo durante el pasado verano en su taller del Barrio de Santa Cruz.


No sólo ha reforzado la estructura interna de las tres piezas que conforman el conjunto, sino tambien ha eliminado las reparaciones burdas de pasta y clavos del dragón, donde también se ha tratado la pudrición de madera.


Se ha recuperado la policromia del animal y de la bola. Se ha limpiado la encarnadura del esqueleto.


la canina falta en su paso de esta foto y en esta siguiente fotografía nos aclara la circunstancia:


Se trata del primitivo misterio de la Piedad del Baratillo, que en sus primeros años utilizó las andas del "paso de la muerte", que por entonces no procesionaba todos los años.
Ambas fotografías debieron ser tomadas entre 1905 (primera salida de la Hermandad) y 1907, ya que al año siguiente se estrenó un nuevo paso.


Llamador del paso de la urna del Santo Entierro.

Curiosidades:


El paso de la canina,lleva el llamador oculto.



En el paso de la urna del Santo Entierro, figuran tres murciélagos.(En  la foto se ve uno de los murciélagos antes de dorarlo.)


La urna neogótica del paso del Cristo Yacente (Hermandad de El Santo Entierro) está provisto en su interior de luz eléctrica.
Así se conformó este  paso alegórico conocido popularmente como "la canina" (y por supuesto el de la urna del Santo Entierro...) que representa el triunfo de la Cruz sobre la muerte y de ahí la leyenda que podemos leer "Mors mortem superavit" o lo que es lo mismo "La muerte está vencida" que es lo que quiere decir el paso,por la muerte de Jesús en la Cruz (que está tras la muerte),nos libró de la muerte (canina) y el pecado (dragón.)



Este paso recorre las calles de Sevilla el Sábado Santo y en él vemos un esqueleto que medita sentado sobre un globo terráqueo junto a un dragón agonizante, que simboliza el pecado,mediante la sangre de Cristo que va en su urna.

Fuentes:

http://cuestiondecofradias.blogspot.com.es

http://nubesdeincienso.blogspot.com.es/p/leyendas-de-la-semana-santa-sevillana.html

http://cofrades.pasionensevilla.tv/profiles/blogs/historia-de-la-canina-del
Publicar un comentario en la entrada