domingo, 16 de enero de 2011

CURIOSIDADES Y LEYENDAS SOBRE HERMANDADES SEVILLANAS : ESPERANZA MACARENA

Una señora,ya anciana, nacida y criada bajo la bella sombra de la Iglesa de San Gil,la cual,en su devoción, cada año salia tras el palio de su Virgen Macarena,muy pegadita al manto, contaba una de tantas leyendas de esta Imagen.


"La Virgen de la Macarena llego de "rebote" a Sevilla, ya que una leyenda cuenta que un mercader llegado desde Italia y con destino al Nuevo Mundo, se disponia a embarcar en un barco arriado en nuestro Puerto de Sevilla, cuando de pronto se sintió indispuesto y fue trasladado al Hospital de las Cinco Llagas. alli ,el mercader, que padecia una grave enfermedad de la epoca, fué cuidado por las monjitas de dicho hospital hasta que falleció.

 Al no encontrar a la familia del muerto y sobre que provenia de Italia, sus pertenencias pasaron a manos de las monjitas. Su única pertenencia era un pequeño zurron, en el cual, al ser abierto por las monjas, hallaron el busto de una Virgen bellísima ,la cual sería conocida en el barrio,por su advocación y barrio donde se encontraba : Ntra Sra de la Esperanza Macarena.
Se dice que dicho mercader iba al Nuevo Mundo con el firme objetivo de vender ese busto sublime, y que milagrosamente, se quedó en Sevilla."
Esta bella leyenda ha sido contada de padres a hijos,abuelos y nietos...y es así como a llegado este bello relato hasta nuestros tiempos.

Se relató posteriormente,sobre esta preciosa imagen de Ntra Sra,que ,en el proceso de su restauración,la cual se ejecutó arriba,en su Casa Hermandad, Todas las noches se quedaban a vigilar un grupo de personas de la hermandad ,es decir, una noche le tocaba a los acolitos,otras a los armaos, costaleros, capataces , miembros de junta...

La imagen de la Esperanza estaba tras un cristal a la vista de todos los que la vigilaban. Una noche lluviosa,estando de guardia el grupo de costaleros y el capataz de la Esperanza,( otros cuentan que en esta noche lluviosa se resguardaron los " vigilantes " bajo un pequeño alero, frente una ventana desde la que se veia las espaldas de la virgen. y desde ahí...) pudieron ver atónitos como la virgen levantaba su brazo tomaba con ella el manto y lo lanzaba al suelo. Tal fue la impresion de los "vigilantes" que salieron todos corriendo.

(Fco Arquillo )
Cuando buscaron al prioste D. Francisco Arquillo y al hermano mayor para que fueran,una vez que llegaron y entraron en la habitación éste confirmó lo visto. El manto de la Esperanza estaba caido en el suelo y D. Francisco le volvió a colocar el manto.El mismo capataz que estuvo de guardia esa noche,contó todo esto en un programa de Semana santa de sevilla.


Este hombre tambien cuenta que ha visto a la virgen respirar.... (esta leyenda parece más improbable,ya que en los procesos de restauración,la imagen nunca va vestida,e incluso se suelen hacer en el taller del imaginero-restaurador,pero la pongo aquí,porque aparte de bonita y romántica,los milagros y designios de Dios son inexplicables e inexcrutables,aparte de que si no fueran ciertos,no creo que un capataz de una Imagen y Hermandad ,tan conocida en Sevilla,fuera a comprometer su dignidad y estado psiquico frente al público,si no hubiese un transfondo de verdad...)


Una noche,a altas horas de la madrugada, intensa lluvia y en un énclave sin igual, la Basilica de la Macarena,sucedió lo siguiente :
Abelardo, capillero o sacristán de la Macarena, se encontraba durmiendo, dadas las horas. En mitad de la noche la alarma de la iglesia suena ,se levanta corriendo se medio viste y sale corriendo hacia el interior de la iglesia desde su habitación.
Comienza la observación y para su horror la Reina de San Gil no está en el altar. Empieza a recorrer el recinto y sigue sin aparecer.


Al cabo de un rato suena el timbre de la casa Hermandad....
" -¿Quien podrá ser a estas horas y en esta situación? "se preguntó Abelardo.
Aligera la marcha y llega a la puerta.
Abre y observa a una señora ataviada con un chubasqueros negro y la mirada baja.
Pregunta abelardo ¿ Quién es usted señora ?
Cuando la mujer levanta el rostro no es otra que la dueña de la casa.


NOTA: Esto era un sueño de Abelardo y se lo contaba a los monaguillos de aquel entonces, ahora costaleros de la virgen.
En los años 40, en calle Feria había una casa donde vivía una familia, en dicha familia había una niña que tenía una enfermedad incurable que le hacía a la niña pasar dolores terribles y no se podía curar, solo podían esperar a que la niña muriera y así descansar en paz.
La Esperanza Macarena pasaba por delante de la casa todos los años en la noche del Jueves Santo y todos los años, a la pequeña, desde su cama, le abrían una pequeña ventanita para que pudiera ver a la Virgen.
Un año, el paso de palio paró justo delante de la casa y el padre le rezó a la Virgen y le pidió que, cuando pasara por delante de su hija, ésta se durmiera para siempre. Cuando La Señora pasó por completo la niña cerró los ojos y nunca más los volvió a abrir.



EL RELOJ DEL HOSPITAL  DE LAS CINCO LLAGAS

La leyenda ha sido contada de múltiples maneras, esta es una de ellas:
La vinculación de la titulada inicialmente "Hermandad de la Sentencia de Muerte que dieron a Cristo Nuestro Redentor y María Santísima de la Esperanza", con el barrio donde se ubicó, ha sido siempre de extraordinaria relevancia hasta el punto de llegar a conocerse coloquialmente a la Corporación, establecida en la barreduela de la Macarena, por la propia analogía de su collación.


Decir Macarena es nombrar a esta singular Dolorosa, Madre y Maestra de la vida de la Ciudad y ejemplo de devoción de cuantas imágenes se veneran en Sevilla. Su advocación avanza más allá de la propia urbe. Conocida universalmente, es imagen tan al gusto de cuantos le dedican su admiración, que diríase perfecta en cuanto a sus formas, modelo de sevillanía. Algo posee de sutil, de instante volátil y ensimismado, que los propios adjetivos quedan cortos en boca de quien la contempla por vez primera. Hablar de la Macarena es, asimismo, mencionar a esta Ciudad, con señas propias de identidad. Su autor la dejo ahí, ni gimiendo ni llorando: en el instante preciso.


José Bermejo, en sus "Glorias Religiosas", recogía en el siglo XIX, tal vez tomado de Félix González de León, una noticia conocida popularmente y que, ante la extrañeza de su aseveración, pasó por derecho propio al terreno de la leyenda que, como tal, narramos:
Refiere, con ciertas dudas, que Nuestra Señora de la Esperanza había pertenecido al Hospital de las Cinco Llagas, sin precisar la fecha, ni existir documentación alguna al respecto. En efecto, solo hay constancia de haber residido inicialmente en el convento de San Basilio, desde mediados del siglo XVII, en la parroquia de San Gil y, por último, en su basílica de la Macarena.


El Hospital de las Cinco Llagas, denominado también con el tiempo, de la Sangre, pasa por ser otra de las instituciones más características del popular barrio desde el traslado definitivo a este lugar, ya que inicialmente tuvo su emplazamiento en la calle Santiago.
El relato afirma que a mediados del XVII la imagen de la Macarena perteneció, en otra época, al citado Hospital y que la Hermandad de la "Sentecia de Cristo", al estar interesada en la excepcional talla, llegó al acuerdo con la institución benéfica de intercambiar la referida dolorosa por un precioso reloj con campanas para los servicios religiosos, providencialmente, la hermandad de la calle Relator tenía un reloj que les habia donado un devoto,pero no lo utilizaban porque se servían del que tenían los monjes del convento de San Basilio. Entonces propusieron cambiar la Virgen por el reloj. Pero no fue tan fácil: el administrador del hospital no quería perder del todo la imagen, por lo que exigió que no constase como permuta definitiva, sino como cesión temporal sine die. La hermandad podía anular el acuerdo cuando quisiera, pero no así el hospital. Los hermanos añadieron que en ese caso no haría falta ninguna firma,


Entre las condiciones de este supuesto contrato, se especificaba -de igual forma se desconoce el motivo- que éste quedaría nulo en el hipotético caso de traspasar la imagen sus puertas, ya que, si esto sucediera, la Esperanza volvería a ser de nuevo propiedad del Hospital. sino que bastaría con que la imagen entrara en los terrenos del hospital para que perdieran la titularidad sobre ella.


Este contrato se cumplió escrupulosamente cuando años después el administrador quiso deshacer el contrato, los hermanos se nagaron: solo si la Virgen entraba en el hospital la perderían.
Años después la hermandad se estableció en la Iglesia de San Gil, donde estaría casi 300 años.
En una ocasión un Viernes Santo la techumbre de la Iglesia se hundió cuando la hermandad estaba enmedio de la procesión,de forma que cuando regresaron no pudieron entrar en el templo. Los cofrades pensaron que lo mejor sería entrar en el Hospital de las Cinco Llagas para resguardar a las imágenes y allá se dirigieron.


Cuando estuvieron a punto de llegar a la cruz que marcaba el terreno del hospital,un anciano empezó a dar voces advirtiendo a los cofrades de que no entraran allí. Le hicieron caso y el anciano contó al hermano mayor que si entraban ahí perderían a la Virgen inmediatamente,al preguntarle cómo sabía eso, respondió que 80 años atrás él había sido aprendiz de relojero y había ayudado a colocar el reloj en el hospital a cambio del préstamo de la Virgen.
Por si acaso,los hermanos decidieron llevar las imágenes a la iglesia de San Hermenegildo, en la Puerta de Córdoba.Según la leyenda, durante la historia esta escena se ha repetido varias veces.
En todas ellas ha sido la gente del barrio de la Macarena la que se ha negado a que la Virgen entrara.
Si esta leyenda fuera cierta, hoy habría prescrito, pues en los años sesenta como ocasión de las misiones (las mismas que originaron la leyenda del Gran Poder).


A mediados del siglo XIX, relajada la memoria de tan legendario comentario, dispusieron los oficiales de esta Corporación, concretamente en 1846 (se cita también el 10 de Abril de 1845), que la cofradía entrara en el recinto sanitario, para que sirvieran las sagradas imágenes como auxilio espiritual a los enfermos allí acogidos. Hizo la entrada el cuerpo de nazarenos y el paso de Misterio, atravesando de igual forma la cancela el grupo de penitentes de la Esperanza. Llegado a tal punto el cortejo "se alborotaba el numeroso concurso allí reunido, prorrumpiendo en tales voces y amenazas, que temiéndose un conflicto, que en realidad lo hay, si la Virgen continúa adelante, retrocedió la cofradía, sin pisar el paso de la Señora los umbrales de las puertas del Hospital."


A la salida no le pusieron problemas, por lo que hoy sigue en la Basílica, bien protegida.Y es que la memoria del pueblo no olvida cuál es el espectro invisible de la superstición, en el que la leyenda acepta su inicial significado: lo legendario, de donde deriva una ley popular, inviolable y tan sólo sujeta a ciertos cánones indescriptibles y, sin embargo, subrepticiamente calados en el corazón y las costumbres de todos, que la legitiman.


A pesar de todo, el bulo se rompió. En varias ocasiones, el paso de la Esperanza Macarena entró en el Hospital a su vuelta de la estación de penitencia, como ocurrió una mañana de Viernes Santo, durante la guerra civil española, en que tuvo acceso al interior, según la prensa local, para bendecir a los heridos del frente de batalla.


Otra curiosidad sobre esta Dolorosa Sevillana,es que se contaba que un borracho ,una vez,cuando la Señora iba de procesión,este hombre le tiró una botella a la cara ,estropeando así el bello rostro de la Macarena,otros dicen que el escultor ( se le atribuye a Luisa  " La Roldana "...) se encontró con un nudo en la madera,cuando esculpió la famosa imagen y es por ello que tiene fallos en el policromado.La verdad no se sabe con seguridad,yo dejo ahí el misterio,cada uno que lo interprete como guste...
Leyendas sobre Virgenes sevillanas:Extraído del libro "Leyendas, Tradiciones y Curiosidades Históricas de la Semana Santa de Sevilla", de Vicente Rus y Federico García de la Concha.

fuentes:http://pasion.mforos.com/1372170/7188407-leyendas-cofrades-sevillanas/

http://semanasanta.forogeneral.es/board/fenomenos-extranos-en-las-cofradias-e-iglesias-sevillanas-t943-20.html
Publicar un comentario en la entrada